cazar agua

Cazadores de agua

Cazar Agua

Como bien comentábamos en notas anteriores el AGUA es el bien más preciado para la supervivencia y para la vida en la tierra en general, sin embargo en algunos casos es de difícil acceso y resulta interesante para todos saber como conseguirla.

Hoy en día en nuestra sociedad moderna este bien lo damos por sentado, al abrir el grifo de casa o al tirar de la cadena en un baño público, pero la realidad es que si las personas que trabajan para cubrir esta necesidad básica dejaran de hacerlo tan solo una hora, la vida en las ciudades se complicaría bastante.

Existen muchas formas de cazar agua en un entorno natural, unas más o menos eficientes que otras, pero todas conservan algo en común, requieren ingenio e instinto, paso a contarles algunas de ellas.

Un método muy usado es el de la condensación. Resulta de aprovechar el cambio de estado del agua de gaseoso a liquido mediante diversas técnicas como los alambiques solares, alambiques de fuego, recuperación del rocío condensado de forma natural en las plantas, este fenómeno se produce también en los desiertos generalmente en superficies metálicas de las cuales puede recuperarse cantidades nada despreciables de agua.

Otro método es el de interpretación del entorno. Consiste en estimular nuestros instintos para cazar agua y rastrear el agua utilizando la geología del entorno en el que nos movemos, es decir siguiendo los rastros que deja el agua a su paso, como pueden ser el verdor y lo frondoso de la vegetación, una vaguada o escorrentía natural, e incluso en zonas umbrías buscando oquedades de árboles y rocas, o preparándolas nosotros para una posible lluvia como hacían muchos de los aborígenes sedentarios en el mundo.

Aguas subterráneas y sólidas, es posible cavar en determinados lugares y encontrar agua, a esto se le denomina perforación de pozos. Los hay desde escasos centímetros de profundidad hasta los cientos de metros pasando por los denominados pozos saltantes, manantiales, o fuentes en los que el agua sale a borbotones de la tierra, otra forma de cazar agua es haciendo un cambio de estado del agua solida (hielo) a liquido utilizando calor bien sea corporal o de cualquier otra fuente para esta técnica es mucho más eficiente usar hielo que nieve ya que esta última es poco densa y contiene mucho aire con la consiguiente poca cantidad de agua por volumen de nieve.

La Destilación consiste en separar el agua de cualquier solución se realiza normalmente propiciando un cambio de estado del agua líquido a gaseoso y luego condensándola este método se emplea para desalar el agua del mar y como ya hemos comentado la orina u otras soluciones. También podemos usar un método que se denomina osmosis y es similar al que realizan nuestros riñones este consiste en hacer pasar la solución por una membrana muy fina separando los compuestos del agua y destilándola para esto debemos estar provistos de un filtro o bomba de osmosis muy común entre los aventureros navegantes,

 

Podemos recordar la frase de Jaume Perich

“La bebida más peligrosa es el agua, te mata si no la bebes.”

 

MAYKOL GARCIA